El embudo de conversión es una forma de representar gráficamente los diferentes pasos que los usuarios deben seguir para lograr los objetivos específicos de una web. Dichos objetivos generalmente suelen ser que los usuarios se registren en la web o que adquieran un producto o servicio.

Esta técnica pertenece a la disciplina del inbound marketing, técnica del marketing digital que aspira a llegar a un público objetivo mediante diferentes acciones de marketing. Este modo de hacer publicidad mediante contenido que aporte valor al cliente es bastante positiva y cada vez más reconocida en el ámbito del marketing.

Realizar las diferentes etapas del embudo de conversión te dejará calcular el porcentaje de pérdidas que se crea en todos los pasos que el cliente realiza en la web hasta efectuar el propósito final. Además, te ayudará a detectar de manera visual qué pasa con el flujo de usuarios que acceden a tu plataforma y de esta forma identificar y modificar los errores. Para establecer cada una de estas fases y saber cómo actuar en ellas, tendrás que conocer los términos Tofu Mofu Bofu. 

iconoTOFU. Primer contacto

TOFU son las siglas de “top of the funnel”, en otras palabras, la primera etapa del desarrollo en el embudo de conversión. En este instante, el cliente descubre que tiene una nueva necesidad y comienza a buscar información para darle respuesta.

En esta etapa inicial, debemos generar contenidos que contesten de la forma más factible a las necesidades de nuestros consumidores potenciales, de forma que atraigan a un número considerable de usuarios. Se debe tener en cuenta que en esta etapa del embudo, el interés es común.

Por consiguiente, en la etapa TOFU debemos producir contenidos genéricos que den respuesta a su incertidumbre. Por ejemplo: Realizar checklists, listados, ebooks, etcétera.

iconoMOFU - Meditación de las distintas opciones

Esta es la segunda etapa a la que llegarán los usuarios procedentes de la anterior. Debido a esto, debes mostrarte como una solución al problema que presenta el usuario. Ten presente que ahora el lead está en la fase de importancia, donde se valorarán las distintas alternativas que darán contestación a sus exigencias.

En esta etapa, necesitas dar un argumento más especializado para que el cliente te deje sus datos y se transforme en un lead. Aquí debemos dar contenido elaborado para que los clientes comiencen a verte como una preferencia a tener en cuenta para saciar su necesidad. Debido a esto, debes tener claras cuáles son las necesidades de tus buyers personas para lograr que sigan dentro del embudo y prepararlas para la comercialización.

En esta fase podemos realizar entrevistas a expertos, vídeos en los cuales se muestre el producto, recoger preguntas y respuestas de los clientes, etcétera.

iconoBOFU - Decisión de compra

Finalmente, hemos llegado a la última etapa del embudo “bottom of the funnel”. Aquí una persona determina si va a adquirir los productos o servicios de tu empresa, de la competencia o directamente desiste de realizar la compra.

Por consiguiente, el cliente potencial va a indagar en la búsqueda de información más específica sobre los productos para aclarar sus dudas. Lo ideal es verificar que eres la mejor elección a la que puede optar el cliente.

Por último debemos fidelizar al nuevo comprador para que permanezca un largo periodo de tiempo con nosotros. Para finalizar esta fase con éxito podemos adjuntar pruebas gratuitas de productos, ofertas, descuentos, servicios especializados, etcétera.

Y ahora, ¿sabrías cómo establecer el embudo de conversiones de tu empresa?

Categorías: