El funnel de ventas o también denominado embudo de ventas es la representación de las distintas etapas por las que el cliente pasa. Desde que la empresa se pone en contacto con él, hasta la situación posterior al proceso de compra.

Los principales objetivos que se persiguen alcanzar mediante él son: disponer de nuevos clientes potenciales, transformar los leads en clientes compradores y conseguir que el cliente realice compras de manera frecuente en la empresa.

iconoVentajas de un funnel de ventas

Una vez que alcancemos esos objetivos, la puesta en marcha de un funnel de ventas en nuestra empresa nos servirá:

1. Originar Confianza: Para lograr que nuestro cliente potencial, realice el proceso de compra en nuestra empresa le debemos mostrar confianza. Y demostrarle que somos una empresa de referencia y líder en el sector.

2. Mayor conocimiento sobre los clientes: Mediante el funnel de ventas, conocemos cuáles son los intereses y necesidades de los clientes en las distintas fases. Gracias a esto, podemos realizar campañas con una mayor personalización a cada cliente, de acuerdo a las características de cada uno.

3. Aumentar la productividad de la empresa: El desarrollo de la estrategia de manera adecuada en las diferentes fases, nos permite la obtención de unos resultados más óptimos, eliminando aquellos gastos en recursos innecesarios.

4. Mejora el vínculo entre el cliente y el equipo de ventas: Gracias a todos los conocimientos que dispone el equipo de ventas sobre el cliente, obtenidas en las diferentes fases de embudo. Brinda un mayor resultado en la finalización de la venta.

5. Nuevas ocasiones de negocio: En el funnel de ventas obtenemos información de gran valor, que nos ayudará a corregir aspectos débiles del proceso, para lograr reforzarlos en otras oportunidades de negocio.

iconoFases de un funnel de ventas

Para la realización del funnel de ventas, debemos de seguir las siguientes fases:

1. Fase: Esta fase es la primera toma de contacto con el cliente, es la etapa de conciencia y también es denominada TOFU.
Cuando el cliente tiene una necesidad, busca información para satisfacerla. Los medios más utilizados son Google, YouTube o mediante embajadores de marca.

Para Google podemos poner en marcha diversas estrategias, como puede ser la creación de contenidos potente. Junto con las keywords relacionadas con nuestro modelo de negocio. O la creación de campañas publicitarias, identificando cuáles son los problemas de nuestro buyer persona, creando contenido de solución a ellos.

En YouTube otro canal bastante utilizado, que podemos emplearlo realizando un webinar con nuestros clientes o tutoriales de explicación de nuestros servicios.
Por otro lado, los embajadores de marca o influencers, mediante ellos lograremos llegar a un gran número de persona e influenciar la realización de compra.

2. Fase: Esta fase es conocida como interés, también denominada como TOFU. El objetivo es conseguir un mayor interés y aumentar los datos sobre los posibles clientes.
Utilizando estrategia en redes sociales o en Google Ads, consiguiendo un mayor resultado a corto plazo.
Los posibles clientes, ya habrán realizado click en las diferentes campañas de publicidad, redirigiéndolos a una lading pages. Donde nos proporcionarán datos sobre ellos, como pueden ser su email, nombre, etc.

3. Fase. Mediante esta etapa del funnel de ventas, denominada como consideración, los clientes ya saben cómo solucionar sus problemas considerando las posibles opciones para ello.

La estrategia que pone en marcha la empresa en esta fase es la de email marketing, mediante el envío de correos de presentación y bienvenida. Posteriormente se le enviarán correos de contenidos.

4. Fase. La cuartas fase es denominada como conversión, en la que los clientes están a punto de convencerse de la solución que le ofrece la empresa.

Para ello la empresa poner en marcha una serie de estrategias urgentes para la realización de compra.

– Desarrollando campañas de remarketing en redes sociales, incluyendo testimonios de clientes, descuento de un periodo de tiempo.

– Ofreciendo garantías en la compra “Pruébalo 15 días y si no quedas satisfecho te devolvemos el dinero”.

– El envío de emails marketing automatizados, ofreciendo un descuento en la compra, recordando productos dejados en el carrito o recomendándoles productos de acuerdo a sus necesidades.

– Unas de las opciones que nunca falla es el envío gratuito, en el caso de compra online.

5. Fase: La última fase del funnel de ventas y una de la más importante denominada retención. Esta fase centra en el mantenimiento de los clientes, una vez realizado el proceso de compra.

Algunas de las estrategias serían:

– La realización de programas de gamificación.
– Ofreciéndole incentivos por la realización de la compra.
– Emails recordatorios de cómo le ha parecido su compra.
– Emails de felicitación en el día de su cumpleaños.

Y ahora, ¿sabrías cómo realizar el funnel de ventas en tu empresa?

Categorías: